La autopublicación ¿una utopía?


Con la aparición de los libros electrónicos y sobre todo de las plataformas para su comercialización ha surgido la autopublicación como una opción para muchos escritores que, frustrados, habían tocado las puertas de más de una casa editorial con la esperanza de que les publicara sus libros y se habían topado con el desdén de los editores (en el mejor de los casos), o que ni siquiera se atrevían a presentar sus manuscritos por temor a ser rechazados.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Pero, ¿qué tanto la autopublicación representa de verdad una opción para quien aspira a desarrollar una carrera profesional como escritor y a vivir de los libros?

Como toda pregunta, ésta no es fácil de responder. Quizá, para no pecar de pesimistas, será conveniente recordar primero un caso de éxito, y después revisar las cifras de ventas de libros electrónicos en México y en Estados Unidos.

Y a partir de ahí que cada quien saque sus propias conclusiones.

Agnès Martin-Lugand: La gente feliz se autopublica en Amazon

Después de que algunas editoriales rechazaran su manuscrito La gente feliz lee y toma café, Agnès Martin-Lugand (Francia, 1979), que según sus propias palabras no se consideraba una escritora sino una persona que quería compartir un trabajo de escritura que le había llevado dos años con los lectores, decidió subir su novela a la plataforma de autopublicación de Amazon. “La autopublicación”, dice la autora en entrevista para era diario español ABC, “estaba emergiendo entonces en Francia, era cada vez más importante”.

Foto Patrick Fouque Paris Match
Agnès Martin-Lugand. Foto: Patrick Fouque. Paris Match

La novela se convirtió en un fenómeno de ventas por internet y pronto pasó a la edición en papel, en donde también lo fue, muy rápidamente. Incluso el año pasado ya publicó un nuevo título, directamente en papel: El atelier de los deseos.

En entrevista con ABC, Martin-Lugand respondió así cuando le preguntaron si consideraba positivo el hecho de que la autopublicación ha favorecido la democratización de la escritura: “cuando uno decide publicarse en autoedición debe tener una verdadera conciencia profesional; también debe tener en cuenta que hay que hacer todo el trabajo de un editor: trabajar el texto para que esté lo mejor posible, acudir a un corrector profesional para eliminar las faltas y las erratas”.

Algo que debes saber: las cifras de ventas de libros electrónicos en México

Ahora bien, si la historia de Agnès te inspiró lo suficiente como para intentar probar suerte con la autopublicación, hay algo que debes saber antes: si bien los libros electrónicos son más económicos que los de papel una vez que has adquirido el dispositivo adecuado para leerlos, como Kindle, de Amazon o Kobo, de la empresa del mismo nombre, ni en Estados Unidos ni en México han superado (es más, ni siquiera igualado) a las ventas de los libros impresos.

Según un informe elaborado por Alma Beade Ruelas y Enrique García Soto publicado en la página digital de la PROFECO el 30 de septiembre de 2015:

“En México, si bien el libro electrónico ha ganado presencia, todavía hay una mayor inclinación por el impreso, así lo revelan los datos publicados por INEGI en el Módulo sobre Lectura (MOLEC) a mayo de 2015, donde 86.3% prefiere el libro impreso, 8.7% el digital y 5.0% ambos formatos”.

En cuanto a Estados Unidos, el Informe del mercado de libros electrónicos en ese país, de septiembre de 2015, arroja lo siguiente:

  • “Las ventas del 45% de todos los libros de Kindle han caído en este periodo un 2%.
  • El 64% de los ingresos brutos de los editores de Kindle han caído al 50%.
  • Para el 48% de todos los autores de Kindle las ganancias netas han caído hasta el 32%.
  • Hasta ahora en 2015, los informes de la AAP (Asociación de Editores Americanos, cuyos 1.200 miembros incluyen a los “Cinco Grandes”: Penguin Random House, HarperCollins, Simon & Schuster, Macmillan y Hachettehan) han trazado un descenso progresivo tanto en ventas de libros electrónicos como en los ingresos totales percibidos por los editores miembros de la Asociación”.

Pero todavía no es momento de desanimarse por completo… 

Porque más adelante el mismo informe señala que:

“Sin embargo, durante ese mismo periodo de 2015, las ventas de libros electrónicos en general de Amazon han seguido creciendo, tanto en términos de unidades e ingresos, impulsadas por un fuerte cambio en el comportamiento de compra de los consumidores”.

Ese cambio se refiere a los libros “no publicados tradicionalmente”, o sea, autopublicados, que, aunque parezca difícil de creer:

“Representan casi el 60% de todos los libros electrónicos de Kindle comprados en los Estados Unidos y acaparan el 40% de todos los ingresos por ventas que los consumidores gastan en libros electrónicos”.

Así que después de tomar en cuenta todos estos factores, la decisión está en tus manos. ¡Suerte!

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s