Nunca ha sido actriz; su contacto con el mundo del teatro se limita a ver a su mamá ensayar para una compañía de teatro amateur cuando ella aún era una niña. Pero aún así, Marta Sanz ha creado una novela en la que no da tregua al mundo del espectáculo, sus contradicciones y sus absurdos: Farándula, y con ésta ha ganado el Premio Herralde de Novela 2015.

farandula

Esta es la conversación que sostuvimos con la escritora:

Anuncios