La madre del monstruo


En su libro La mujer que escribió Frankenstein, la escritora argentina Esther Cross narra que Mary Shelley conservó el corazón de su marido, Percy B. Shelley, desde 1822, cuando él falleció ahogado en el mar, hasta 1851, cuando ella dio su último suspiro, se cree que por un tumor cerebral.

El corazón de Percy está enterrado con el cuerpo de Mary, al que acompañan también rizos de sus tres de sus hijos muertos de bebés.

Parece que la fascinación por la muerte le vino a Mary Wollstonecraft Godwin de pequeña: su madre, la célebre (aunque mucho después de su muerte) autora de La vindicación de los derechos de la mujer, falleció apenas 10 días después de que nació la pequeña Mary, y ella quedó al cuidado de su padre, William Godwin, filósofo y político que algunos años después le presentaría al poeta Romántico Percy B. Shelley.

Mary vivió en la época en que los médicos y sus estudiantes tenían que “hacerse” de cuerpos para estudiar anatomía a como diera lugar, y muchas veces esto sucedía por medio de la profanación de tumbas y el robo de cadáveres. Si la joven presenció alguno de estos actos o se lo contaron no se sabe, lo que importa es que se convirtieron en la materia prima para la novela que la consagró para siempre, Frankenstein, el moderno Prometeo, publicado por primera vez en 1818 cuando Mary tenía 20 años.

Frankenstein.1831.inside-cover
Portadilla de la edición de 1831
Toda la vida de Mary fue turbulenta: huyó con Percy cuando él todavía estaba casado y gestó la semilla de su obra maestra en el castillo de Lord Bryon en Suiza, a partir de una apuesta que el anfitrión le hizo a la pareja y a su médico personal John Polidori. A partir de las discusiones sobre hasta dónde la ciencia puede retar a la naturaleza, muy en boga en la época, así como de una pesadilla que tuvo en los fríos días de estancia en el castillo suizo, concibió la locura de Víctor Frankenstein y la creación del monstruo.

Tuvo un aborto y tres de sus hijos murieron de bebés -sólo uno, Percy Florence Shelley, sobrevivió hasta la edad adulta-; ella y Percy se mudaban constantemente para evitar a sus acreedores y finalmente en 1822, el poeta, que amaba viajar, se ahogó en el mar en Italia.

Percy B Shelley
Percy B. Shelley
Dueña de una imaginación poderosa, todavía después de la muerte de Percy, Mary escribió seis libros más. Quizá su obra más conocida después de Frankenstein sea El último hombre, en el que narra el fin del mundo a causa de una plaga.

El maratón de lectura que organiza la Feria Internacional del Libro de Guadalajara para celebrar el Día Internacional del Libro, este 23 de abril, estará dedicado a la obra por la que el mundo entero recuerda a Mary, Frankenstein o el moderno Prometeo.

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s