Bitácora de una lectora compulsiva: Leo, escucho música y luego… de libros y música II


Bitácora de una lectora compulsiva: Leo, escucho música y luego… de libros y música II

Por Magdalena Carreño

En realidad no puedo leer en silencio, tampoco lo puedo hacer si la música es demasiado apacible, la verdad es que termino relajándome tanto que me duermo… sí, no soy una lectora acostumbrada al sosiego.

Creo que mi afición surgió en el Metro, acostumbrada a usar las estaciones terminales del sur y cubrir rutas de al menos media hora, qué mejor manera de ocupar mi tiempo que leyendo. Sin embargo las charlas cotidianas me distraen fácilmente y ni qué decir de los vagoneros, así que en cuanto pude tener, primero, un discman y, más tarde, un iPod logré aislarme del entorno y concentrarme sólo en las palabras que tenía enfrente.

Es irremediable que, años después de leer City, de Alessandro Baricco, pensar en Shatzy Shell también me remite al primer disco de The Strokes y a una tarde de sábado en el Centro Cultural Universitario. Por su parte, el grupo australiano The Church, para mí está asociados a H.P. Lovecraft y a la trilogía de historias de la reina Morgana que hizo Marion Zimmer Bradley.

De cierta manera, he puesto el soundtrack que he querido a diversos libros, puede haber asociaciones extrañas, tal vez leer Jane Eyre mientras de fondo está Cat Stevens suena disparatado, pero de verdad, es algo que me ha funcionado.

Mientras muchos de mis amigos dicen que necesitan silencio o bien, escuchan jazz o música clásica tengo la sensación de que al leer así hay cierta pretensión de mi parte, a veces ni siquiera quiero grandes obras maestras como Ulises y sólo me zambullo en algo me divierta como Alta fidelidad, así que tener de fondo la 5º Sinfonía de Beethoven no me hace sentido (y miren que sí me gusta la música clásica). Así como cada libro tiene sus propias atmósferas también tiene sus propios sonidos, cada caso es diferente.

Y ustedes, ¿qué sonidos les remiten las historias de Yasunari Kawabata o bien, las de Amin Maalouf? Seguro a algo un poco más exótico que Mozart ¿no creen? Encasillar ciertos géneros de música al acto de leer es pensar que toda la gastronomía mexicana se resume en tacos.

Aunque es cierto que hay autores que dan su propio ritmo a sus obras y por ello, es casi impensable cambiar esos fondos musicales. Tal es el caso de Julio Cortázar cuyas creaciones destilan jazz, tan sólo hay que dejarse llevar por Rayuela y su libertad estética o bien, pensar en El perseguidor, cuyo personaje está basado en el saxofonista Charlie Parker. Lo mismo pasa con el jazz y las obras de la generación beat.

¿A ustedes qué novelas les han remitido a cierto tipo de música? ¿Qué soundtracks han llegado a hacer al leer?

Escribiendo sobre lecturas y música, quiero recomendarles Alta fidelidad por tratarse de una novela llena de humor y cuyo personaje principal es un apasionado de la música pop, también quiero sugerirles Hit Emocional, una historia gráfica de muchas historias surgidas a partir de la música y su relación con las experiencias de vida de su creador Juanjo Sáez (si, es el libro con el que aparezco en la foto).

También para quienes quieren conocer aspectos más técnicos pero desde un ángulo diferente está Cómo funciona la música, de David Byrne, un análisis de todo lo que implica este arte en nuestro entorno cotidiano basado en las experiencias del líder de los Talking Heads. Otro ensayo sobre música es El alma de Hegel y las vacas de Wisconsin, de Alessandro Baricco, donde el autor busca reencontrar la significación de la música en la sociedad actual.

Esta es una brevísima selección de libros sobre el tema y si se animan, aquí está la lista de música que uso mientras les escribo y que en los últimos días me ha acompañado al leer, espero que les funcione de igual manera que a mí y de no ser así, al menos les dé ideas para armar la suya:

Elia
Magdalena Carreño
MAGDALENA CARREÑO ES PERIODISTA, LECTORA COMPULSIVA, APASIONADA DE LA MÚSICA Y LAS ARTES PLÁSTICAS. CREO QUE LA LITERATURA ES EL MEJOR ESCAPE DE LA REALIDAD Y A LA VEZ, LA MEJOR FORMA DE ACERCARSE A ELLA.
@NUITAILE

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s