Bitácora de una lectora compulsiva: Dime cuántos libros cuentas…


“Adquirir el hábito de la lectura es construirse un refugio contra casi todas las miserias de la vida.”

William Somerset Maugham

 

Por Magdalena Carreño

¿Cuántos libros leo al mes? Honestamente, no tengo idea. Sí, soy una lectora compulsiva pero justo por eso no llevo la cifra. Me gusta disfrutar cada página, lo cual incluye las portadillas y el colofón, a veces uno encuentra datos muy interesantes en esos lugares, es como cuando vas al cine y te quedas a ver los créditos para descubrir las pequeñas sorpresas de cierre. Pasa lo mismo con algunos libros.

Lo que más me cala cuando termino un libro es el vacío que deja. A veces me cuesta mucho trabajo decidir cuál será el siguiente, abro uno y comienzo pero igual, el ánimo no da para continuar así que lo dejo y encuentro otro que me engancha. Pasados unos meses, incluso años, puedo volver a aquel que había dejado abandonado porque leer para mí es un acto de complicidad y de ánimos, en el cual debe predominar el placer más no la obligación.

Un problema en el fomento a la lectura es pensar que ésta se mide a través de la cantidad y no de la calidad. Puede ser que en un año una persona se dedique a leer Don Quijote de la Mancha, Ulises o En busca del tiempo perdido y ese año, esa única lectura cambie su vida.

No aprendí a leer por la cantidad de libros que había en mi casa sino por las experiencias que me dejaban, reía mucho con Mafalda, podía repasar sus tiras una y otra y otra vez… hasta el infinito. ¿Qué representaría esto en las encuestas? Los niños suelen repetir la misma historia cientos de veces, aunque sea un sólo libro esta experiencia lectora les marcará de por vida y seguramente, los llevará a que cuando sean grandes decidan ellos qué leer.

Otra de las experiencias lectoras que es común es cuando la escuela te obliga a leer. Recuerdo que tenía 13 años cuando nos pidieron adentrarnos en el Popol Vuh y hacer una exposición de este para aprobar la clase de español. ¿Qué entendí en las primeras páginas? Nada, era un texto demasiado complejo para mí en ese entonces. Sin embargo, tres años después, para la clase de Literatura Mexicana de la preparatoria, me encantó. ¿Qué pasó? Simplemente, tenía otra madurez emocional para seguir el paso de esas narraciones.

photo-1456081101716-74e616ab23d8
Foto: unsplash.com

No me apena confesar que leí El Principito cuando tenía 7 años y me pareció aburridísimo, le di una oportunidad más en la universidad y fue maravilloso. Los libros tienen su momento, así como cada persona crece de forma diferente no podemos tener las mismas expectativas lectoras. Aunque dos amigos lean el mismo libro seguramente tendrán un sentir diferente cada uno. Parece obvio pero quienes se encargan de las políticas de fomento a la lectura muchas veces lo olvidan.

Es verdad que se necesitan métricas para dar seguimiento al fomento a la lectura, sin embargo también se necesita reforzar programas como el de Salas de Lectura donde es la misma comunidad organizada la que se encarga de elegir qué leer o bien, las olvidadas bibliotecas de aula donde son los niños, niñas y jóvenes quienes por propia voluntad se acercan a los libros.

Me parece un acierto que la última encuesta de lectura realizada por la Secretaría de Cultura, antes Conaculta, no sólo contemple la fría cantidad de cuántos libros al año se leen sino que busque tener otras tendencias de las actividades lectoras, incluyendo los formatos que se leen, las razones por las cuales se lee y otros tópicos más.

Aún queda mucho más por hacer en el fomento a la lectura, sin embargo, el primer obstáculo a vencer es dejar de ver esta actividad como una obligación y empezar a impulsarla a través de la idea de que es un placer y un goce.

Elia
Magdalena Carreño
MAGDALENA CARREÑO ES PERIODISTA, LECTORA COMPULSIVA, APASIONADA DE LA MÚSICA Y LAS ARTES PLÁSTICAS. CREO QUE LA LITERATURA ES EL MEJOR ESCAPE DE LA REALIDAD Y A LA VEZ, LA MEJOR FORMA DE ACERCARSE A ELLA.
@NUITAILE
Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s