Contigo en la distancia, de Carla Guelfenbein


Por Laura Olmos

“En algún lugar del planeta alguien cargaba con tu muerte”, eso piensa Daniel al observar a Vera, quien yace en el suelo con un charco de sangre. “Nunca imaginé que la respuesta pudiera estar tan cerca que, al dar la vuelta, me encontraría conmigo mismo”. Sólo al terminar la obra, el lector entenderá esta dilucidación de Daniel. En efecto, la respuesta estaba en él mismo. Al igual que este personaje, “Contigo en la distancia” inicia y termina de forma cíclica. Al final uno vuelve al punto de partida para terminar de digerir lo que sucedió. Vera Sigall es la mujer que da sentido a la intimidad del resto de los personajes y que desencadena una trama de intriga, pasión, mentiras, envidia, amor y frustración.
La literatura siempre está presente. En el trasfondo, la historia de amor entre Vera, una afamada escritora chilena, y Horacio Infante, un poeta en ciernes, desencadena una historia que llevará al resto de los personajes, Daniel y Emilia, a entrelazarse y desenmarañar su razón de ser y estar. Es gracias a ella que Emilia existe y que Daniel logra entender con quién ha vivido todos estos años. Es también gracias a ella que Horacio descubre sus propias limitaciones profesionales y a pesar de su ética decide asumirlas y quedarse con ellas.

En los años cincuenta ambos sostuvieron una relación febril, cuando ella aún estaba casada. Lo que inició como un affaire terminó, como muchas veces sucede, en una compleja maraña de sentimientos difíciles de dejar atrás. Cuando Vera decide llevarse a su hijo y cohabitar con él, la vida divertida en donde había espacio para compartir viajes, autores, obras y largas charlas se convierte en una cotidiana, plagada de realidad. A los problemas económicos se suman otros factores emocionales: la envidia entre escritores y la frustración personal. “No hay nada más destructivo para el amor que el desprecio a uno miso”. En su afán porque Horacio encuentre su realización profesional, Vera interviene en la edición de sus poemas. Aunque esto hará que él obtenga notoriedad, creará distanciamiento. Muchas veces Horacio intenta revelarlo ante el mundo, pero algo lo detiene. “Una vez que alguien ha descubierto que miente, se transforma en otro, y ese otro, desde su cómodo promontorio de invenciones, ya no se puede detener, ya no sabe cómo volver atrás”.

Emilia es una treintañera que llega a Vera a través de Horacio, su profesor. Él la incita a hacer su tesis sobre la obra de la escritora por motivos que después sabremos lo redimirán. Las cosas toman otro curso cuando Vera sufre el “accidente”. Emilia tiene que recurrir a otras fuentes para su investigación. Lo que descubre le cambiará la forma de percibir a Vera, a su familia y encontrar su propia realidad. “Vi levantarse la gran ola de mi pasado. Ese muro de agua gigantesco que había logrado soslayar y cuyas consecuencias, ahora, era incapaz de predecir”.
En el camino del descubrimiento se topa con Daniel, el joven arquitecto que encontró tendida en el piso a Vera, su vecina, con la cual pasaba horas charlando y a quien le profesaba una gran admiración. Mientras su matrimonio se tambalea, Daniel y Emilia logran entablar una relación de complicidad, a partir de los escritos de la literata. Ambos se acompañan en el proceso del descubrimiento que merodea toda la trama.
“Contigo en la distancia” fue inspirada en la vida de la escritora brasileña Clarice Lispector y Vera, la protagonista, adoptó el apellido Sigall por la bisabuela de Carla Guelfenbein, la autora. Ambas mujeres ucranianas fueron retomadas en su novela por la profunda admiración que Carla sentía hacia ellas. Las reminiscencias sobre la migración siempre están presentes y los personajes, por lo menos los escritores, siempre van de un lado a otro. “Estoy convencido de que la insularidad es un mal del cual hay que despercudirse pronto en la vida si no quieres que se transforme en un credo”, dice Horacio incitando a Julián, el hijo de Vera, a que haga sus prácticas en otro observatorio de Europa.

Foto: EFE

Carla Guelfenbein se exilió con su familia en Inglaterra en 1976, tres años después del golpe militar de Pinochet, y en este país europeo estudió Biología y Diseño. La escritora chilena fue galardonada con el XVIII Premio Alfaguara de Novela en 2015 por “Contigo en la distancia”. El libro ha sido polémico por la proporción que guarda un premio tan prestigiado y cuantioso (175,000 dólares) y la varias veces cuestionada calidad de la obra.

De ella se ha criticado su extensión; la estructura narrativa; la pretensión de crear una trama de suspenso que al final queda diluida en una historia de amor –que se dice, tampoco tiene una resolución convincente–; las inconsistencia de algunos datos; lo inverosímil de la historia de algunos de sus protagonistas; la poca relación entre el título –de música de bolero– con el desarrollo de la trama.
No refuto ningún argumento. Puedo agregar, incluso, que el final –si es que hay alguno– me resultó predecible. A su favor puedo decir que las novelas de Guelfenbein se caracterizan por crear personajes íntimos que desnudan algunas de las más oscuras pasiones humanas. Tiene atisbos de reflexión interesantes y un buen ritmo narrativo, a través de las múltiples voces. Siempre he pensado que para forjarse un criterio hay que leer la obra y esa es la propuesta que se hace en este espacio. A propósito me quedo con esta frase de la misma autora: “quienes se ocultan tras los muros del conocimiento y la razón pierden la capacidad de ver la fosforescencia de las cosas”.
Laura Olmos estudió Comunicación Social en la Universidad Autónoma Metropolitana-Xochimilco. Es editora de la revista Ser Mayor y colaboradora de Crónicas de Asfalto. Ha publicado entrevistas, reportajes y crónicas. Ha sido coeditora gráfica en Reforma y México Hoy, y directora de arte en Gula y Catadores.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s