Por Celia Gómez Ramos

 

Lista para emprender el sueño, escuchó en esa habitación nueva y hasta entonces vacía, el ruido de algo que rascaba la madera… Movimiento. Patas que buscan caminos.

Sabía que en aquel lugar había de revisar las sábanas y almohadas antes de tirarse a descansar, pues muchas ocasiones los alacranes aparecían. No eran problema las arañas, porque si las había, era de aquellas que consumían mosquitos y se posaban cercanas al techo siempre. Eso era lugar común. Miedo a otros bichos.

Alacranes no encontró. Sin embargo, sabía que no podría dormir, si no localizaba a aquella cosa que hacía el ruido, y que podría ser: un grillo. Acaso una cucaracha… Sí, las cucarachas la perseguían.

Pronto la “cucaracha” se asomó entre la pared y el buró. La aplastó con furia, pero también con asco. Tomó papel sanitario y la dejó caer al excusado, al jalar, el agua se derramó cayéndole a las sandalias. A un lado abatida y deformada, se dejó ver también la cucaracha.

Desde luego, tardaría en conciliar el sueño…

Al día siguiente, saldría a caminar a plena hora de sol, y descubriría a una niña de unos tres años que intentaba agarrar un perro pequeño. El animal se le desvaneció de los brazos y no se dejó cargar; en reacción inmediata, le tiró varios puntapiés.

Mirar, mirar sin actuar. Mirar, mirar sin levantar la voz. Mirar, mirar y dejar pasar.

Celia
Celia Gómez Ramos
Celia Gómez Ramos es periodista y escritora mexicana. Licenciada en Ciencias de la Comunicación por la UNAM, con estudios en la Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano, la Escuela Dinámica de Escritores y en 17, Instituto de Estudios Críticos. Sin Dios y sin diablo es su segunda novela editada por Plaza y Janés. Las amorosas más bravas es su primer trabajo periodístico de largo aliento imagen-texto con la fotógrafa Bénédicte Desrus. Ha publicado cuento, entrevistas, reportajes y crónicas en diversas revistas nacionales e internacionales. A partir de 2009 escribe la columna semanal “Mujeres en busca de Sexo” en El Sol de México y diarios de la Organización Editorial Mexicana. Es una buscadora de historias, y adora pulsar la ciudad y a su gente. Nunca usa pseudónimos “porque es tan difícil ser uno, que para qué tratar de ser dos”.
Anuncios