Por Irma Gallo

Ramón Xirau y su esposa Ana María fundaron el Fondo Joaquín Xirau Icaza en honor a su hijo, el poeta y narrador del mismo nombre. En colaboración con El Colegio de México, la fundación entrega el premio de poesía con el mismo nombre. En esta ocasión, el ganador fue el poeta y editor Miguel Maldonado, con el Libro de los oficios tristes.

Con evidente emoción, Maldonado comenta: “La verdad es que me alegra, ¿a quién no?, haber ganado este premio porque de alguna manera difunde la obra de un servidor, y difunde también el libro que escribí”. Después añade, entre risas: “Además es todo un compromiso porque ahora ya no puedo escribir malos poemas”.

Un premio así, añade, es de suma importancia porque “Son pocos los espacios y los galardones que existen para valorar la literatura poética”.

El libro de los oficios tristes se gestó cuando Miguel Maldonado era estudiante en Montreal: “Trabajé en oficios varios. Tuve la oportunidad, y la agradezco, de haber sido obrero, reparador de ventanas, recogedor de nieve, garrotero como le decimos nosotros.Y ahí, al haber conocido las distintas actividades me surgió por la vida misma y la experiencia misma, la intención de publicar un libro sobre los oficios, los distintos trabajos”.

El jurado del Premio Joaquín Xirau Icaza estuvo integrado por Adolfo Castañón y Juan Villoro, y se le entregará a Miguel Maldonado el martes 24 de mayo a las 13:00 hrs en El Colegio de México.

Ve aquí la entrevista que le hicimos a Miguel Maldonado para La Libreta de Irma:

Anuncios