Fábulas-O-Heces 2


Por César Navarrete

 

La grandilocuencia humana

 Un humano amenazaba a un ortóptero mientras gritaba

para hacerse notar: —¡Te aplastaré como a una cucaracha!

—Si te fijas bien, en realidad soy una cucaracha; por tanto,

si me aplastas, tendrás que hacerlo como a una.

 

El escarabajo es-terco-lero, lero

 siempre trabajo calladito, sin tratar de lucirme más

que por mis esfuerzos en llevar a cabo mi ruda tarea de estercolero

Godofredo Daireaux, Fábulas argentinas, El escarabajo y el picaflor.

 

 Un escarabajo rueda la gran bola de estiércol con que agasajará

y conquistará a su hembra: la es-cara-baja.

 

Escribo esto para quien me entiende: las mujeres casadas y las que no lo son.

 

El sapo literario

Un anuro voraz, que tragaba luciérnagas luminosas, realizaba

«actividades literarias» (e. d. borracheras), durante las cuales

sus contertulios alababan animosamente el resplandor de su barriga.

Si les apetece, bufónidos insaciables del submundo escritural, pueden engullir esta fabulita para que sus prominentísimos abdómenes brillen lo que no sus cabezas —preferente-mente— calvas.

César
César Navarrete
CÉSAR ABRAHAM NAVARRETE VÁZQUEZ (1981, TLALCHAPA, GUERRERO). POETA, VIAJERO, TRADUCTOR LITERARIO, ETNOMUSICÓLOGO, FOTÓGRAFO, BLOGUERO Y POST(PRODUCTOR) DE TV.
@CAESARISNV
Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s