Nada se parece a la poesía incendiaria de Antonia Robles Aragón (1958, Nachihuí, Sola de Vega, Oaxaca). En ella, el deseo es una sinfonía de Brahms, el agua, una libélula roja (usando sus propias imágenes).

Autora de nueve obras publicadas, entre las que destacan Al rubor de la flama (Ediciones Coyoacán, 2004) y Tiempo arriba (Praxis, 1997), La Libreta de Irma quiere rendir un modesto homenaje a esta voz luminosa.

Parteaguas

Emerges del Olimpo

y me erizas

cual una cordillera a ochenta grados

Yo que soy tan voraz

te sostengo

en mis dos latitudes que revientan de gozo.

Antonia Robles Aragón. Parteaguas, en Húmeda luz (Fontamara, 2015).

Anuncios