Lectores responsables en peligro de extinción…


“Uno cree las cosas porque ha sido acondicionado para creerlas”.

Aldous Huxley

Por Magdalena Carreño

Vivimos con prisa, se nos escapan los minutos como agua entre las manos. Los avances tecnológicos y la cantidad de información que recibimos llegan de forma abrumadora a nosotros. Con todo esto, no es poco común ver inundadas las líneas de tiempo de nuestras redes sociales con titulares alarmantes como: “Macaulay Culkin confiesa que ¡Michael Jackson abusó de él!”  o bien, “La cadena de Hamburgers Burger King admite que utiliza carne de caballo para hacer sus burgers”.

Muchas veces distribuimos entre nuestros contactos esta información sin revisar si el título tiene en verdad que ver con la noticia o si el hecho proviene de una fuente fiable o bien si esta información tiene sustento de algún organismo especializado. Simplemente apretamos el botón que dice compartir y hacemos viral este contenido. Esta forma casi automática de compartir información nos ha convertido en “robolectores”, incapaces de verificar si lo que damos por cierto es real o no.

La semana pasada leí: “Halladas sustancias cancerígenas en varias marcas de chocolate” en la página de Facebook de Álvaro Vargas [Nutrición práctica], sólo por el título está información puede dar a entender que el chocolate de estas marcas da cáncer, sin embargo al abrir la nota se explicaba que los posibles agentes cancerígenos se encontraron en las envolturas de algunos productos, además al investigar un poco más encontramos que la alerta realizada por Foodwatch indicaba que se trata de productos “probablemente carcinógeno”, lo cual se refiere a la evidencia científica que existe sobre que dicha sustancia tenga probabilidades de estar relacionada con el cáncer.

Tal como lo comento aquí lo plasmé en la página mencionada , quien me bloqueó por no satanizar a este producto y por expresar que el manejo que él daba de la información no me parecía el correcto. Soy periodista de formación, creo que no sólo quien produce la información tiene responsabilidad, también quien la consume debe hacer buen uso de ésta.

Ojo, también a los medios más prestigiosos les ha pasado, en la vorágine de información y por la inmediatez de tener “la exclusiva” no corroboran los hechos .

Algo que me preocupa sobre manera es que en el caso de estudios médicos y alimentación hay muchos mitos que aparecen en Internet “sustentados” por las palabras “estudios indican que” aunque las fuentes sean poco fiables o bien, la información que den los medios de comunicación sea tomada de forma alarmista y sin el rigor que debería suponer el manejo de estos temas. 

Desgraciadamente no nos tomamos algunos minutos para verificar si lo que leemos es verdad o no, en muchos casos un compartir convierte a algo falso en viral y no reparamos en consecuencias como la pérdida de reputación de una persona, institución o bien, en los mitos que pueden ser perjudiciales para nuestra vida cotidiana (pienso en particular en todo aquello que compartimos sin tener un sustento médico y sólo por que estaba en Internet lo tomamos por verídico). ¡Este es nuestro mundo feliz! ¡La tiranía de las masas!

¿En quién confiamos cuando compartimos información de las redes sociales? ¿De verdad son personas formadas en la materia y con criterio? ¿Retoman fuentes fiables? ¿Leemos la nota entera o nos quedamos con la cabeza, en muchos casos amarillista? Sólo puedo concluir diciendo que la responsabilidad no recae sólo del lado de quien produce la información, también está en quién la consume.

Y tú, ¿leíste la nota antes de compartirla? ¿Te cercioraste que la fuente fuera fiable y que el título tuviera algo que ver con el contenido? ¿Sabes diferenciar entre las notas que publica Deforma, con fines de entretenimiento, y otros medios de comunicación que hacen periodismo de investigación?

Por redes sociales con más lectores responsables.

MAGDALENA CARREÑO. PERIODISTA, LECTORA COMPULSIVA, APASIONADA DE LA MÚSICA Y LAS ARTES PLÁSTICAS. CREO QUE LA LITERATURA ES EL MEJOR ESCAPE DE LA REALIDAD Y A LA VEZ, LA MEJOR FORMA DE ACERCARSE A ELLA. @NUITAILE
Anuncios

4 Comentarios Agrega el tuyo

  1. luisjuli2 dice:

    Es un placer leerte Magdalena.

    Me gusta

  2. Magdalena Carreño dice:

    Gracias a ti por tomarte el tiempo para leer la columna. Un saludo afectuoso,

    Le gusta a 1 persona

  3. luisjuli2 dice:

    Erratas salud en lugar de saludo y verificar con ciertos autores (y no con litros)
    Las prisas, él no revisar y la pantalla pequeña hacen estragos en mi escritura jajajaj

    Le gusta a 1 persona

  4. luisjuli2 dice:

    Magdalena!!! Qué bueno. Es cierto que muchas veces se comparten noticias o hechos sin verificar. Todavía circula por ahí el famoso calendario de 5 domingos (o sábados o lo que sea) que traen suerte y solo sucede cada 800 años. Y te lo mandan y no lo verifican. Eso es intrascendente, pero cuando hablamos de saludo podemos hacer muchísimo daño. No se citan fuentes, se da información parcial, no se contrasta, no se verifica con litros autores. Qué te voy a contar que como periodista no sepas.
    Ojalá seamos capaces de leer un el debido espíritu crítico.
    Gracias por tu entrada Magdalena

    Le gusta a 1 persona

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s