Por Irma Gallo

Después de que un idiota le rompió el ego, “que no el corazón, aunque el ego duele más”, dice la misma Lourdes Meraz, ella decidió conjurar la rabia y el despecho en las redes sociales, pero por medio de comunicados firmados por distintos personajes.

“Hubo uno que fue muy contundente que firmé, por primera vez, como Srita. Kamikaze“.

La presentación de Srita. Kamikaze al mundo decía así:

“Tengo bien acomodada la dinamita debajo del chaleco antibalas porque eso sí: a mí ningún hijo de puta me atraviesa el corazón”.

Atentamente, Srita. Kamikaze.

“Entonces empezó a tener mas popularidad”, explica Lourdes con emoción, “y definitivamente tuve que hacerle una Fan Page, tuve que hacerle un perfil aparte en Twitter; después tuve incluso que registrarla ante Indautor como personaje propiamente, con derechos reservados. Empezó a crecer como yo no esperaba que creciera”.

Pero, ¿qué sucedió una vez que el corazón de su autora se había vaciado de despecho?, ¿para dónde iría esta señorita recién nacida?

“Entonces se me ocurre la idea de empezar a elegir temas. Porque abordar todo este asunto, no es lo mismo hablar desde el dolor que desde los celos o desde el rencor, o desde la soledad. Son gradaciones distintas de este lado oscuro”.

lourdes-con-escritorio
Lourdes Meraz en el búnker de Srita. Kamikaze. Foto: Irma Gallo

“Y también me doy cuenta que los antihéroes son fundamentales. Necesitamos antihéroes. Entonces, en este caso, además es mujer. Es una antiheroína. Nace mujer. Básicamente, como fue un juego, pues yo soy mujer, y nace mujer así”.

Dado que el personaje nació en Twitter, todos sus comunicados son tan largos como 140 caracteres. No más. Además, el nombre tenía que poder describir el espíritu de esta mujer:

“Me gustó mucho la palabra de kamikaze. Además, siempre me atrajo mucho este fenómeno de ir y arrojarse sobre el otro, inmolarse. Eso me parece que refleja mucho lo que nos sucede: este encuentro del Eros y el Tánatos en nosotros”.

“Es muy temeraria con respecto a sí misma, también. Entonces, por ejemplo, me doy cuenta de la cantidad de fans que tiene, la gran mayoría son mujeres. O sea, sí hay una empatía inmediata ante la necesidad de decir, de encontrarle palabras a todo este lado oscuro”.

¿Por qué las mujeres preferimos a Srita. Kamikaze? Quizá porque constantemente nos está recordando todo lo que somos capaces de hacer, y de ser:

“Desde los arquetipos femeninos estamos muy regidas por un personaje como Perséfone,  que es esta diosa que es rescatada, que está esperando, que la raptan. Y este personaje, la Srita. Kamikaze es un personaje muy activo: va y se inmola, va y se estrella, se arroja.

“Ni siquiera lo hace para salvarse a sí misma o para salvar al otro. Lo hace atendiendo a un impulso primario, a un impulso instintivo”.

“Este personaje me permite jugar al arrojo inmediato, a no quedarse como en el a ver qué pasa, sino en el tomar la acción, agarrar la dinamita y estrellarse”.

Pero cuidado, advierte Lourdes: no se trata de flagelarse ni mucho menos autodestruirse:

“La dinamita está en lo que hacemos, está en lo que nos apasiona, en lo que nos hace que tengamos fuegos artificiales en el corazón”.

Crear a Srita. Kamikaze, y sobre todo mantenerla viva, implica un trabajo constante; en una palabra: disciplina. Porque todos los días a las 10 de la noche hay un nuevo comunicado en todas las redes.

“La publico diario. Cada semana hay un tema, y puede ser un tema más abstracto, como por ejemplo, los desiertos. Cómo escribo sobre los desiertos de uno en este territorio, con este personaje”.

un-kit-kamikaze
Un kit kamikaze

“Creo que la escritura es como un animal. Entonces hay que saber cómo respira, qué come, cuánto tiempo descansa, y la Srita. Kamikaze me ha implicado mucho trabajo de observación para ver qué dice, cómo se mueve. Por ejemplo, para mí es muy importante que no tenga un rostro. No hay un rostro porque cualquiera puede ser”.

A partir del éxito de los comunicados en las redes, Lourdes Meraz decidió ir más allá y creó una serie de productos que conforman la marca de Srita. Kamikaze:

“Este trabajo visual requiere un trabajo de diseño, que no es mi fuerte, así que tuve que atender a más personas para que me ayudaran a ello y empecé a trabajar también con una estética más vintage. Que de por sí ya, la máquina de escribir, el papel, elegí un papel viejo, envejecido, y como justo no la quería mostrar, lo que sí quería era mostrar los lugares en donde ella pudiera estar. Por eso elijo esta iluminación que parece que está como encerrada, menciono lo del búnker”.

“Entonces surgen las playeras. Estas playeras negras donde le pido a Alma Delia Murillo, a Laura García, que me hagan el favor de modelar, porque para mí también es muy importante que no fueran modelos, porque un poco para romper este asunto de los cánones estéticos que son un poco absurdos, que son muy absurdos y que son mujeres que están en contacto con las letras, que ese es su territorio”.

“Después dije: ya que tenemos las playeras vamos a hacer unas bolsas, jugando, ya está el diseño de los timbres postales, las bolsas, y ahora, unos monederos, y ahora también los dijes, hay unos dijes de granada, este símbolo de ir e inmolarse”.

Srita. Kamikaze: ¿Femenina?, ¿feminista?
“Es femenina por naturaleza; nace mujer, el personaje nace mujer. ¿Feminista? Creo que en la medida en la que toma las riendas, sí; en la medida en la que va y se estrella, por ella, por otro, por otra. Creo que en ese sentido, sí. Porque asume su fatalidad”.

 

Sigue a Srita. Kamikaze en sus redes sociales y no te pierdas uno sólo de sus comunicados:

En Facebook

En Twitter

En Instagram

Anuncios