Pensar ese silencio oscuro de búfalos cayendo

el

Por Irma Gallo
¿Qué emociones despierta el suicidio en las personas cercanas al suicida?, ¿qué pasa en esos instantes de silencio total, cuando se toma esa decisión?, ¿qué tan difícil es comprender a quien decide terminar con su vida?, ¿quién es más egoísta: el que se suicida o el que no es capaz de comprender ese acto de libertad? Los ensayos que componen Caída del Búfalo sin nombre, de Alejandro Tarrab, son quizá un intento por encontrar estas respuestas, pero más allá de eso, son fragmentos de reflexiones, rescates del inconsciente de un escritor cuya abuela y amigo de la juventud tomaron esta decisión.

Alejandro Tarrab
Alejandro Tarrab. Foto: Irma Gallo

“Digamos que yo tenía la necesidad de abordar el tema”, dice, después de una breve pausa el autor. “Quizá no lo sabía al principio, pero poco a poco esto fue como emergiendo hasta volverse algo ya prácticamente incontenible: tenía que escribir sobre eso”.

 “Todo empezó a partir de una llamada de mi madre; me preguntaba si el suicidio es hereditario, si pudiera haber una especie de cata suicida. Entonces, en los instantes de esa llamada, yo imaginé esta foto de David Wojnarowicz donde se ven como varios búfalos cayendo al abismo, y esa imagen digamos que me persiguió y la fue abordando poco a poco, y necesitaba que fuera un género muy libre, muy abierto. Entonces elegí el ensayo, que es donde se pueden incorporar partes narrativas como el libro, de pronto partes más líricas”.

maxresdefault
La fotografía de David Wojnarowicz

“La estructura del libro yo la quise hacer como una especie de cuerpo escindido que asemeja el cuerpo del suicida: un cuerpo fragmentado. Entonces el libro está construido a partir de fragmentos que a veces tienen un hilo conductor más fuerte, a veces lo pierden”.

Quien se

“Y después fui, digamos, construyendo una serie de apartados que no llevan una secuencia lógica, ni espacio-temporal pero que sí pueden como que ir siguiendo estos saltos”.

Resabios

“Termino con un apartado, que está a manera de apéndice en el libro, Resabios negros, que son una serie de cartas suicidas o cartas finales… mi abuela no dejó una carta, entonces me interesaba o tenía la necesidad de hacer no solamente una sino varias, una serie de cartas imaginarias escritas a cuatro manos.”

Caída del búfalo sin nombre, publicado por Malpaís y Mantarraya Ediciones, se presenta hoy martes 11 de julio a las 19 horas en el Bar Las Hormigas de la Casa del Poeta Ramón López Velarde.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s