Monika Zgustova y las voces de las mujeres del goulag


Texto y Fotos: Irma Gallo

Yo nací en Praga, en la Checoslovaquia comunista, y mis padres y mis abuelos conocieron todos los rigores del siglo XX. También el rigor comunista, y entonces, por todo lo que me contaron, para mí es como si lo conociera de primera mano.

Para contar la historia de Svetlana Alilluyeva, hija de Stalin, Monika Zgustova eligió el género de novela en Las rosas de Stalin; para contar las historias de cinco mujeres presas en los goulags del mismo dictador, la autora se decide por el periodismo narrativo. S nuevo libro, Vestidas para un baile en la nieve también está publicado en Galaxia Gutemberg.
-Es mi manera de hacer memoria histórica- dice la escritora. -Me gusta escribir sobre las personas que vivieron en estos regímenes y como han podido llevar a cabo sus vidas.

Pero, ¿por qué esta autora elige a las mujeres para contar sus historias?

Monika con libro

Las grandes olvidadas de la Historia
-Es mi manera de retratar la humanidad a través de las mujeres, que son las que yo conozco mejor. Es mi manera de hacer feminismo también; de retratar a las mujeres, tanto las buenas como las malas.

-Escribo sobre las mujeres porque yo soy mujer y las entiendo mejor, creo, pero también muchas veces escribo sobre ellas porque generalmente las mujeres somos las grandes olvidadas de la historia.

-Por ejemplo, en el goulag se ha hablado mucho de los hombres. Sabemos mucho de las vivencias de lo que pasó con los hombres en el goulag, pero las mujeres aunque hayan escrito libros sobre su vivencia, y estos libros se han publicado, pero nunca se ha hablado de estos libros tanto como de los libros escritos por los hombres.

Portada Vestidas
La investigación de Monika Zgustova la llevó a una conclusión importante: las mujeres lograron sobrevivir a las condiciones infrahumanas de los goulag gracias a las redes de solidaridad que tejieron entre ellas, así como a las lecturas que compartían cuando podían acceder a un libro.

-Las mujeres se animan más con las amistades-, responde la autora cuando le preguntamos qué diferencias encontró entre las historias de hombres y mujeres que sufrieron los castigos del régimen de Stalin.

-Son más abiertas-, continúa. -Se hacen amigas incondicionales y crean redes solidarias. Y más aun entre las rusas, porque el ruso siempre entiende la amistad como un sacrificio.

Monika Zgustova se despide amable pero tímida. Hay algo en su rostro que permite averiguar porqué estas mujeres confiaron en ella para compartir sus historias de pesadilla, pero también de cómo, al final, vivieron para contarlas.

 

Anuncios

Un comentario en “Monika Zgustova y las voces de las mujeres del goulag

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s