Los vampiros también mueren y Lizzy Goodman lo comprueba

el

Por Concha Moreno (Foto de portada: Lizzy Goodman, tumblr)

Cuando tenía 18 años partí a un viaje a Nueva York. No sabía que me iba a quedar allá casi dos años. La música en mi discman era el Is this it? de los Strokes. No sabía, no sabía nada. Estaba triste, no emocionada. La voz de Julian Casablancas me gritaba al oído que todo era muy difícil de explicar. Y sí.

Nueva York para mí nunca fue el Bajo Manhattan o el barrio de Williamsburg en Brooklyn. Para mí era una ventana y nieve y yo sola, leyendo libros: pensaba que quizá era escritora. Esperaba.

Meet in the bathroom, la extraordinaria crónica de Lizzy Goodman del rock que se creó en la ciudad de Nueva York entre el 2000 y el 2011, me regresó a aquella época que yo creía perdida en mi inconsciente profundo. Todos mis discos de ese tiempo estaban llenos de polvo al fondo de mis libreros. Era una forma de borrar a esa adolescente que fui, porque seguramente ni tenía tan buen gusto.

Y entonces leí en esta cuarentena el libro de Goodman. Lo había comprado hace cosa de un año por puro morbo pero tenía miedo de abrirlo; temía encontrarme a mí misma. Y sí.

Goodman es una periodista sagaz, gran reportera. Su narración está muy bien estructurada. En vez de elegir narrarlo todo, deja sonar la voz los protagonistas de la escena indie rock –de ese Nueva York que ya no existe– y entonces tenemos a cientos de locos contando la historia desde su punto de vista; una especie de Rashomón rockero. Una obra de teatro. El guión del documental que filma mi cabeza antes de irme a dormir.

Mandatory Credit: Photo by Stephen Lovekin/Shutterstock (10219858i) Lizzy Goodman ‘Other Music’ premiere, Tribeca Film Festival, New York, USA – 26 Apr 2019

¿Qué voces con? Por supuesto, los Strokes, la banda que nos arrojó a todos los millennials al siglo nuevo. Pero también enormes bandas como LCD Soundsystem, los White Stripes, Interpol, los Yeah Yeah Yeahs, Moldy Peaches, los Killers, TV on the radio, Vampire Weekend o los Libertines. Y también otros como Franz Ferdinand, los Vines, Hives o Fischerspooner que fueron llamarada de petate pero en aquel tiempo nos parecían lustrosos como cuadernos recién comprados. Aquel tiempo.

Leer Meet me in the bathroom es como recorrer un largo soundtrack de la odise que es la búsqueda de lo cool. Obligatorio tener a la mano el Spotify o, si se es old-school, los discos o el iPod. Sugiero este ejercicio: leer cada capítulo oyendo una canción que es mencionada, puede ser “Slow hands” de Interpol o “Someone great” de LCD Soundsystem. O por ejemplo “Under control”, de los Strokes. Eso penetra las voces, las hace vivas. Es un verdadero oasis y para quien no conoce a esas bandas puede resultar un descubrimiento. ¿Han visto a lo hipsters que en la Ciudad de México viven (o vivían, no sé, no soy cool) en la Condesa? Son hijos de esa era. Pero nosotros éramos más, eh, no sé, ingenuos, entregados: le bailábamos todo a Karen O y gritábamos en cada mezcla de James Murphy.

Para mí regresar a esa “vieja” música me permitió re-conocerme: yo estuve en esos conciertos, algunos, y compré esos discos. Fui parte de mi tiempo, y todavía me siento sorprendida de que todo eso se haya acabado ya.

La gran joya que encontré en Meet me in the bathroom fue Jonathan Fire*Eater, una bandita de Washington DC que fue a descubrir Nueva York a finales de los 90 y para muchos fueron los que abrieron la puerta, la puerta que ellos mismo nunca cruzaron. Unos góticos con letras extraordinarias que se separaron en 1998 en Central Park: Central Park los vio irse lejos, perderse en una noche sin bares. Qué triste. Stewart Lupton, el vocalista, murió en 2018 y eso es síntoma del final de ese tiempo nuestro. Porque los vampiros también mueren.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s