Fernanda Melchor y la literatura Maruchan


Por Concha Moreno

Soy alguien que sufre la literatura mexicana. Eso les quiero decir: me cuesta disfrutar la literatura de nuestro país. Me es muy difícil tomar un libro mexicano: los leo y tengo que estar regresando páginas con la pregunta de “Bueno, ¿y esto qué quiere decir?”.

Es posible que yo tenga déficit de atención, pero también he de decir que muchos escritores mexicanos no tienen oficio. No saben construir tramas, no tienen personajes cautivadores, no hay usos interesantes del lenguaje… Pues eso.

Por eso Páradais, la híperesperada tercera novela de Fernanda Melchor, me pareció de inicio el emblemático garbanzo de a libra: divertida, fluida. Me la leí casi de un sentón. Devorarla es decir poco: me la bebí como quien se echa una cerveza fría en Sonora.

Ahora, creo que esa es su única virtud. Melchor tiene oficio, se nota. Pero no es muy buena creando personajes y la trama de Páradais es va de cliché tras cliché. El final, que debería ser un trancazo, me dejó fría, decepcionada.

¿Cuál es el principal problema de Páradais? Se siente como una novela apurada. No sé si la editorial presionó a la autora a sacar un libro que continuara con el gran (y merecidísimo) éxito de Temporada de huracanes, pero a Páradais le hubiera convenido una reescritura. Por ejemplo, Polo, el personaje protagónico, es un adolescente pobre que vive entre la violencia del crimen organizado y un trabajo miserable; un chamaco que se ve atrapado por su circunstancia que lo orilla a ciertos hechos terribles: es un cliché. Cualquier escritor mediano de mi generación (la misma que de Melchor, las dos nacimos a principios de los 80) hubiera podido escribir esta novela. Es como ver las películas mexicanas hechas tras el éxito de Amores perros e Y tu mamá también: todas quieren repetir el mismo truquito de la guerra de clases, la violencia y el putos todos.

Los libros de Fernanda Melchor

Polo y Franco, los dos personajes principales, son creaciones precocidas. Literatura Maruchan, pues, de agregue agua y coma. Son, de nuevo, un cliché, ninguno tiene gran vuelta. Franco es un niño rico detestable, que es detestable porque es rico. Plop.

El lenguaje también es un problema. No sé si es porque todo lo que se cuenta y cómo se cuenta es muy cercano a mí, no sé, puede que eso sea cierto, pero sentí como si la hubiera escrito una compa sin mucho esfuerzo. Y no es un reconocimiento: se espera que los escritores escarben, encuentren joyas en bruto y las pulan. No que agarren lo que ya listo para servirse y hagan usufructo de lo que copian. He leído que muchos críticos aplauden el oído de Melchor: es justificado. Usa el lenguaje de la peda y lo inserta en su narración. Pero al oído hay que echarle literatura, encontrar un uso interesante para él, no repetirlo como cantinela cansada.

No digo que Páradais no tenga sus aciertos. Como dije acá arriba, se lee a velocidad y puede llegar a disfrutarse. Mi amiga @laOtraMaja, que es una de las lectoras más perspicaces que conozco, tiene razón cuando me dijo que a ella sí le había gustado porque, ejemplo, contiene una de las más asquerosas descripciones de la pornografía que pueden leerse.

Reitero, quizá es que Fernanda Melchor y yo estamos muy cercanas y lo que cuenta y su lenguaje es el mío… Pero no me siento obligada, como me sucede con los que considero grandes libros, de correr y recomendarle a todos mis amigos que lean con urgencia Páradais. Lean Temporada de huracanes; Páradais no le llega ni a la punta del dedo gordo del pie izquierdo. ¿Será ese el problema, demasiada expectativa? A veces el éxito no es lo mejor que puede sucederle a un artista, especialmente si es joven y lleno de talento: se siente obligado a repetir el brinco. Uy. Plop.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s