La escritura de Rosa Beltrán: un incendio en medio del desierto


Por Irma Gallo

(Foto de portada: Facebook de la autora)

¿Por qué querría una mujer continuar durante años, por medio de la palabra escrita, el diálogo unilateral con su madre que un día se subió a la Harley-Davison de su amante y nunca más volvió? ¿Por qué recordar los momentos —y las circunstancias— en que su país empezó a pintarse de sangre, a poblarse de secuestrados, levantados, asesinados? ¿Para qué tratar de entender una decisión de su hija que duele hasta las entrañas pero que sabe que debe respetar?

Estas son algunas de las preguntas que se hace la protagonista sin nombre de Radicales libres (Alfaguara, 2021), la novela más reciente de Rosa Beltrán y cuya respuesta —o una de las posibles respuestas— siempre cruza con la necesidad de descubrir su origen y su legado, de entender su pasado y su presente, de intentar explicarse lo que significa ser mujer en este país, de resistir, por medio de la narración, por medio de lo que se cuenta. Y específicamente: de lo que se narra a través de la escritura. De las palabras con las que siempre ha llenado su cabeza:

Mi cabeza ha estado siempre llena de palabras, las que vienen de afuera pero también de adentro, de la historia que estoy escribiendo o leyendo en ese momento. No es falta de interés en el mundo. Bueno, a veces sí…

Rosa Beltrán. Radicales libres.

Leer Radicales libres es emprender un viaje iniciático con la protagonista, una mujer nacida en la Ciudad de México a principios de los años sesenta, a la que le toca, de niña, ver la llegada del hombre a la luna como un gran acontecimiento televisado. La que de adolescente tiene la opción de vivir con absoluta libertad (a pesar de las dudas) porque las partidas, primero de su padre y luego de su madre, la convirtieron en responsable de sí misma y de sus hermanos. La adulta joven que se siente parte de las luchas de la izquierda aunque al mismo tiempo se da cuenta de lo machos que son los compañeros de ideología. Una mujer que vive una vida en constante tensión entre la esperanza de volver a ver a su madre y la sospecha de que se está convirtiendo en ella.

Si en La corte de los ilusos Rosa Beltrán hizo un retrato irónico y despiadado de Agustín de Iturbide y su fallido imperio, en Radicales libres esta vocación por la Historia la hace obsequiar al lector un relato entrañable y amoroso, pero no por ello menos crítico y profundo, de la segunda mitad del siglo XX y lo que llevamos del XXI, con la efervescencia del movimiento estudiantil del 68, las luchas feministas, la violencia del crimen organizado y la violencia de género, hasta el momento en que la pandemia provocada por el SARS-COVID19 nos hizo recluirnos en nuestras casas, como burbujas plásticas, desde donde nuestros rostros enmarcados en las pantallas del zoom intentan establecer contacto con otros seres humanos.

Cuando una lee Radicales libres tiene la tentación de creer que la protagonista es la misma autora. Sobre todo si conoces la inteligencia y el sentido del humor, la fina ironía de quien escribe. En muchos momentos es como si estuvieras oyendo su voz, la de Rosa Beltrán. Me vienen a la mente sensaciones como las que tuve al leer Las malas, de Camila Sosa Villada; No he salido de mi noche, de Annie Ernaux oTambién esto pasará, de Milena Busquets, en las que la frontera entre personaje-narradora y escritora era a menudo tan porosa que me preguntaba hasta dónde terminaba una y comenzaba la otra.

Pero lo menos importante es si se trata de una autoficción, una autobiografía o una ficción (aunque si de plano no pueden dormir sin resolver esa duda, lean el libro completo: en las notas de agradecimiento la autora lo aclara). Aquí lo relevante es que la novela te atraviesa, te sacude, te transforma. Es un incendio en medio del desierto.

Rosa Beltrán. Foto: Facebook

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s