¡Playball!


Para la Maja y el Majito, hermanos de armas. Por Concha Moreno Una vez en entrevista, el escritor Francisco Hinojosa me contó su historia como lector. “No fui un niño que leyera”, me dijo, “de niño lo única que leía eran cómics”. Entonces, un día llegó a sus manos un ejemplar de Crimen y castigo….

Un amor como el tuyo: encuentros amorosos al calor del Brexit


Por Concha Moreno (Foto de portada: The Arts Desk © Parisa Taghizadeh) Todavía no tengo 40 años y ya siento que la literatura me alcanzó. Es algo extraño, incómodo y también cómico: un día, el futbol me alcanzó, después el beisbol y ahora la literatura. Me explico: cuando era adolescente y leía o veía deportes,…

Somos los Osos de Beartown


Por Concha Moreno Voy a escribir algo muy personal. Avisados están. Me gusta sudar. Es algo que descubrí en la preparatoria cunado jugaba hockey sobre hielo. Me gusta estar empapada de mi propio humor. Cada vez que entrenaba el sudor corría por mi jersey, debajo de las protecciones, a través de mis calcetas. Los muslos…

Cornelia Funke: la metaliteratura para niños


Por Concha Moreno A los libros de Harry Potter les debo mucho. Me sacaron de una profunda depresión cuando era adolescente. Desde entonces se han vuelto una especie de amuleto a los que vuelvo cada vez que me siento triste. Sin embargo, no creo que JK Rowling sea una gran escritora. Tiene don para la…

Atrapasueños


Por Fabiola Morales Gasca (Imágenes: Valeria Gallo) Un laberinto de símbolos… Un laberinto de tiempo invisible. Jorge Luis Borges Todo empezó en esa tarde lluviosa a finales de abril. Me vi obligado a protegerme de la torrencial lluvia vespertina que cayó al salir del trabajo. Lo único que hallé a mi pasó fue aquella librería…

Jonathan Franzen: perseguir La Gran Novela Americana


Por Concha Moreno. Foto de portada: Melissa Renwick—Toronto Star/Getty Images Hace una semanas aquí en La Libreta de Irma entrevistamos a la escritora Nora de la Cruz. Me dijo algo que tuvo resonancia en mi memoria. Nora dijo que su papá le compraba libros en el súper. A mí también me compraban libros en los…

El fuego violeta


Por Anna Lee Mraz Bartra (Fotos: Irma Gallo) Cuando de niña preguntaba porqué se le llamaba “Día del Niño” al festejo a la infancia del 30 de abril, me confundía. Cuando era la niña del salón que quería jugar fútbol, aunque implicara ser la única, me llamaron rara. Cuando salía a la calle a jugar…