El Nobel que defendió a un criminal de guerra


La decisión del jurado que entrega el Premio Nobel es inapelable. Pero los ánimos están caldeados. ¿Será que el mismo Handke rechace el galardón?

Cuando la Academia sacó los vinilos del arcón


Por Alicia González Se reunían como los conspiradores, como las ratas que siempre son los poetas en tugurios de mala muerte y allí se agredían sin pudor con sus plaquettes o sus folios mal doblados, porque si habían dado el salto a una editorial de las buenas ya no visitaban los lugares santos, no fuera que…