El extraño mundo de China Miéville


Por Concha Moreno No sé qué hacer con China Miéville, me debato entre amarlo sin fin y arrancarle la ropa a todas sus novelas o quedarme simplemente patidifusa y cariacontencida con lo que le acabo de leer. Supongo que así es con las obsesiones nuevas. Bueno, no supongo, así es. Estoy totalmente enamorada de China…

Claris, una sonata


Por Pablo Espinosa Fotos: Clarice Lispector Fotobiografía, de Nádia Batella Gotlib. Coedición CNCA, S, Cooperativa La Joplin La máquina de papá hacía tac-tac… tac-tac-tac… El reloj sonó con un tintineo callado. El silencio se arrastraba zzzzzz. El guardarropa decía ¿qué? ropa-ropa-ropa. No, no. Entre el reloj, la máquina y el silencio había un oído a la…

La palabra de Gabriela: Alquimia leyendo a Borges


Por Gabriela Pérez Alguna vez Goethe dijo que los matemáticos son como los franceses: apenas se les dice algo y ellos lo traducen a su propio idioma, haciendo que la cosa que se les dijo parezca súbitamente muy diversa. Esto que acabo de decir es justo a lo que suena: excusatio non petita, accusatio manifesta,…

El disoluto. Otto Gross, el antepenúltimo dionisíaco


Por Pedro Paunero Para Veros Ruíz Haga lo que haga nunca pase por un oasis sin detenerse a beber. Otto Gross Monte Veritá, Cantón Suizo del Tesino A principios del Siglo XX El sol es dios –había dicho Ida Hoffman-, y baña con sus rayos a la diosa madre, la Tierra. Otto Gross miró el…

¿Los males de Samsa o de los demás? Otra lectura de La metamorfosis


Por Luis Adrián Ramírez ¿Cuántas Carta al padre se han escrito en el mundo y cuántas letras se han quedado en el rencor? En el radical y natural de los casos, ¿cuántas Carta al padre están desembocando en estos momentos en violencia o tragedia? La Primerapiedra está preocupada por los «trágametierras» cotidianos, por lo que…

Poenimios literarios


Por César Navarrete   Bukowskiana     Te estás haciendo viejo pendejo   __________ Charles Bukowski (1920-1994). Este poenimio se basa en la vida y obra de Buk, tan llenas de excesos. Quizá el fragmento en particular que inspiró el texto sea aquel de El día que boté un fajo de billetes:   pero te estás poniendo…