El fino arte de llenarse de polvo


Iba a decirles que me puse a ordenar mis libros. Me llené de polvo. Es el fino arte de llenarse de polvo. Entre estornudos me encontré sorpresas: dos ejemplares de Música para camaleones de Truman Capote y un ejemplar de las memorias de la hija René Goscinny, el gran comediógrafo que, con Uderzo, inventó a Astérix y Obélix.

El intelectual que se burla de los intelectuales


Por Concha Moreno En el siglo XIX, un tal Honorato de Balzac se dio a la tarea de retratar –y de burlarse– de la gente que le rodeaba: desde trabajadores del día a día hasta intelectuales complacidos consigo mismos. Ah, ¡cómo se rió Balzac! De su sentido del humor salió una serie de novelas y…