La palabra de Gabriela: Onironauta de la risa


Por Gabriela Pérez Soñé que estaba de nuevo en Lisboa. Encima de algunos de sus restaurantes o espacios en “casas de comidas” con hechuras de taberna, se alza un entresuelo que tiene el aspecto casero y pesado de un restaurante de ciudad pequeña, con interminables escaleras, balcones perennes, ausencia de tren. El deseo de sosiego…