Entran Colm Tóibín y Thomas Mann a un bar…


Por Concha Moreno Este fin de año me dediqué a leer, solo a leer. Fue glorioso, solo habría sido mejor si estuviera nevando y yo estuviera frente a una chimenea con una copa de vino, disculpen el lugar común. Leí tanto que tengo que organizar mis textos para La libreta para el próximo mes y…