La extrañeza de Amélie Nothomb


He leído tres novelas de Amélie Nothomb. Al principio, lo que me llamó la atención fue ella, su figura elegantísima, lejana, vestida casi siempre de negro y con los labios pintados de rojo oscuro que hacen el contraste perfecto con su piel muy blanca y su cabello, también negro.