La nave de Teseo (O la paradoja de la identidad continua)


Por Pedro Paunero Cuando Teseo volvía victorioso a Atenas, después de dar muerte al Minotauro, formaba parte de los catorce mancebos y doncellas que habían escapado del laberinto y del sacrificio al monstruo. Fuertes vientos habían impedido que su nave de treinta remos pudiera acercarse a la costa, que podían observar a lo lejos con…

Historia de dos serpientes. Luciano de Samosata y el falso profeta


Por Pedro Paunero  (Parodia greco-mexicana sobre la obra “Alejandro, o el falso profeta” de Luciano de Samosata[1])               Frente al mar, Luciano de Samosata escribe sobre un papiro augústico[2], apoyándose en una tabla lisa sobre las rodillas, sentado sobre una roca, recordando. Sus memorias le traen oleadas de enojo y amargura pero también algunos…

Un mar ancho y ajeno. Vasco Nuñez de Balboa descubre el océano Pacífico


Por Pedro Paunero ¿Acaso los marinos vieron a un perro salir de un barril? ¿Acaso lo vieron salir de entre los pliegues de una vela? -¿Qué no es ese Leoncico[1], el perro de Balboa? –dirían, mientras el perrito correteaba por cubierta, huyendo de los hombres que intentaban atraparlo. En todo caso, Vasco Núñez de Balboa…

En aire delgado: Las tres desapariciones de Ambrose Bierce


Por Pedro Paunero (Foto de portada: Ambrose Bierce en 1892)             Hablaremos de tres desapariciones misteriosas; en estas encontraremos elementos de horror, de asombro y algunos enigmas no resueltos que se aúnan en una trampa literaria deliberada, en una mentira y en la desaparición última de un célebre escritor. Sus enigmas atañen a la naturaleza misma de…

El loro en el burdel. Isak Dinesen y el cuento del viejo armador


Por Pedro Paunero Esta es una historia contada tres veces. Contiene misterio, exotismo y un ligero toque de erotismo. Comienza con un muchacho de dieciséis años a bordo del barco de su padre, navegando por los encantados mares de oriente. Recorren puertos, conocen pueblos y gente, compran y venden, escuchan idiomas extraños y se sorprenden….

La sensatez. (El cuento de los siete sabios)


  Por Pedro Paunero             Trasíbulo, tirano de Mileto, llamó aparte al mensajero, separándolo de los hombres que habitualmente lo rodeaban en su palacio y lo llevó hacia los jardines. -Me siento muy honrado de que Periandro tenga en alta estima mi opinión. A la duda que le atormenta no responderé con palabras sino con…

Extrañas voces en la niebla: Lawrence Durrell en la isla de Léucade


Por Pedro Paunero             Lawrence Durrell tomaba apuntes, sentado sobre una roca, cuando una figura furtiva que se movía sobre los blancos acantilados, a lo lejos, llamó su atención. Se levantó y caminó con dirección al mar. Conforme iba acercándose sintió en la cara una rara brisa que soplaba con furia por instantes para aletargarse…

Amazona (La leyenda de Filis y Aristóteles)


Por Pedro Paunero             El calor del mediodía caía como una manta húmeda y apenas una ligera brisa soplaba, proveniente del río Hidaspes, sobre el cual el sol arrancaba filos plateados, cuando algo llamó la atención del filósofo.[1] Aristóteles miró, desde la plataforma de piedra, al mahout[2] que conducía a uno de los elefantes de…

Los perros enemigos (Curzio Malaparte en el Frente Oriental)


 Por Pedro Paunero Y fueron preparados los carros, las templadas espadas, los perros de la guerra fueron soltados… Las noches de Bantian   I La marcha interminable Eran los días del frío intenso y del hielo. Los días del odio, los días del miedo, los de los actos heroicos y de las muertes inútiles. Eran…

Pintor de la agonía. La leyenda de Parrasio y Zeuxis


Por Pedro Paunero Para mi amigo, el pintor Mauricio Magaña Era el cuarto año de la 95a Olimpíada cuando Zeuxis dio en pasearse por la ciudad llevando su nombre bordado en oro en sus ropas. -¡Ahí va Zeuxis, el maestro del dibujo monocromo! –murmuraban a su paso. -Es tan rico que se ha hecho bordar…