Bitácora de una lectora compulsiva: Rincones lectores


Por Magdalena Carreño Sí, mi lugar favorito para leer, sin dudarlo ni un momento, es mi cama. Sobre todo en días grises y lluviosos como los que últimamente han llegado a la Ciudad de México. Son esas mañanas nubladas cuando cierto espíritu rebelde me dice: ¡No vayas a trabajar, quédate, te faltan sólo unas páginas!…