Jane Austen en Taxqueña


Por Concha Moreno (Foto de portada: Irma Gallo) ¿Quién no ha sentido que se enamora cuando le bebe los alientos a una boca olorosa a taquitos? Puede sonar horrible, pero piénsenlo: si los taquitos los degustaron juntos, no hay nada más tierno que volver a deleitarse con ellos en un beso. Fosca María se enamoró…