Apariencia desnuda


El viento hacía cantar las láminas de asbesto cuando los gritos se volvieron balbuceos. Eché un ojo por la ventana que daba a la calle.