La poesía toca lo más íntimo pero es un acto colectivo: Carmen Boullosa


La poeta, narradora, dramaturga y ensayista, dictará una conferencia virtual en el marco de la Escuela de Verano de Cultura UANL.

Por Irma Gallo

Hablar con Carmen Boullosa siempre es un placer. En este caso, la frase no es una exageración: no sólo porque siempre es cálida y amable, sino por esa erudición que posee y que comparte generosamente, para fortuna de sus interlocutores. La autora de Las paredes hablan (Siruela, 2010) pasa el confinamiento en su casa de Coyoacán desde donde responde, por teléfono, a esta entrevista de La Libreta de Irma en la que charlamos de la conferencia que dictará y de cómo está pasando estos meses extraños:

“La verdad, me cayó como un balde de agua fría”, confiesa la escritora nacida en la Ciudad de México. Sin embargo, en seguida matiza esta frase lapidaria: “Aunque he tenido la suerte, las circunstancias me han dado para vivirlo de una manera muy ancha: di un curso con la UNAM y con San Ildefonso virtual, hablando de algunas autoras que me obsesionan, comparando algunas de ellas con algunos clásicos contemporáneos o que tocaron los mismos temas. Fuimos desde Cristina de Pizán y La ciudad de las mujeres hasta varias autoras del siglo XX con un seminario con muchos asistentes que también colaboraron, participaron presentando algunas autoras, muchas desconocidas, muchas también muy conocidas. Digamos, de Yolanda Oreamuno, que en México no tiene gran resonancia –era costarricense–, a qué te diré, Rosario Castellanos, que en cambio, para todos nosotros es como parte de una oración colectiva, que es parte de una tradición que todo lector tiene en su acervo. Fue una experiencia realmente muy hermosa con las ventajas enormes del mundo virtual: que hubo participantes en Sacramento, California o en otras ciudades fuera de la Ciudad de México”.

La autora de Texas (Alfagura, 2013) ha dado clases en San Diego, en la Universidad de Georgetown en Washington, en Nueva York (donde pasa varios meses al año) y en Francia. Está acostumbrada al contacto presencial con los estudiantes, así que las cátedras virtuales le supusieron una experiencia muy distinta.

“Porque en un curso, para mí los participantes, los alumnos, o los seminaristas, siempre son parte casi corporal de la aventura, tan parte misma que el discurso se va forjando con ellos. Como uno adquiere también una voz común, enriquecen tanto las reacciones, las miradas, y esto fue muy diferente. Hubo un momento, digamos a las tres, cuartas partes, que me sentí un poco perdida porque no tenía este cuerpo común que se va formando, que es una cosa tan extraordinaria. Y que yo no aprendo aún del todo a leer en el universo virtual, pero que ya aprenderé, porque por suerte en la vida todo es aprender y recordar”, dice, y en esa inflexión final se adivina la esperanza.

Eso es lo que nos hace estar vivos: aprender, recordar, tener memoria de lo que ocurrió, y también aprender a olvidar y seleccionar qué se olvida.

Carmen Boullosa

Carmen Boullosa. Foto: Literal Magazine

Tres tigres sin trigal y el poema y el mundo en trabalenguas

El título que Carmen Boullosa eligió para su conferencia magistral es, de entrada, un enigma. ¿Qué tienen que ver los tigres con el poema y el mundo?

De inmediato responde –y una no puede evitar imaginar esos ojos grandes, negros e inquietos, brillar mientras sonríe del otro lado de la línea telefónica– “Evidentemente es una referencia a `Tres tristes tigres tragaban trigo en un trigal´, y me dio para pensar, para reflexionar sobre la liga que tiene la poesía con la comunidad, con los otros, con la ciudad, con el mundo del que estamos ahora sustraídos, y del que estábamos totalmente sustraídos cuando me pidieron el título de qué iba a hablar la charla. Y cómo los poetas y los escritores –que en teoría nuestro trabajo tiene que hacerse en soledad porque estás tú solo frente a tu máquina de escribir o tu libreta o tu computadora– pero cómo siempre estás de una manera tan puntual amarrado a la comunidad”.

“Mi idea es cómo el poema, específicamente el poema es, sí la intimidad, pero sin duda es los otros, es estar con los otros, para empezar porque es la lengua y la lengua no es invención individual, la lengua es una creación colectiva de muchas generaciones, y cómo, aunque trabajes en retraimiento, siempre tienes esta conexión tan fuerte”.

Boullosa ejemplificará esta reflexión con los casos de dos escritoras: Emily Dickinson y Sor Juana Inés de la Cruz.

“Un día Emily Dickinson decidió autoconfinarse y nunca volvió a dejar su casa. Y en raras ocasiones salía de la habitación si había alguien que no fuera inmediato miembro de su familia, o ya muerta la madre –a quien ella cuidó– y el padre. Vestida siempre de blanco y escribiendo estos poemas tan extraordinarios”, cuenta la autora de El libro de Ana (Alfagura, 2016).

Portrait of Emily Dickinson, American poet, circa 1846.Culture Club / Getty Images

“Menciono también a otra autoreclusa, a otra que se autoconfinó, que es nuestra querida Juana Ramírez o Sor Juana, que también lo decidió –las dos lo decidieron en parte– para escapar a las obligaciones de lo que les imponía el género, el ser mujeres. No querían, ninguna de las dos, ser esposas, entrar a todas las labores que se imponían a las mujeres en su tiempo”.

“Cómo las dos usaron el autoconfinamiento para la expansión de su trabajo, lo hago de manera muy breve, pero sobre todo las observo para hablar de este misterio, de cómo la poesía, que siento que habla de lo que no dice la palabra, que es cierto que toca lo más íntimo, que es cierto que es muy personal, es sin duda también algo colectivo”, concluye Carmen Boullosa, ella misma una poeta de cepa.

¿Quieres saber más de la poesía de Carmen Boullosa? Aquí te compartimos esta entrevista que le hicimos en 2012, cuando publicó su libro La patria insomne (Poesía Hiperión, 2012):

http://irmagallo.blogspot.com/2012/08/carmen-boullosa-un-espejo-fragmentado.html?q=carmen+boullosa

¿Dónde y cuándo puedes ver la conferencia de Carmen Boullosa? Lunes 20 de julio a las 18 h (tiempo de la Ciudad de México, México), en el Facebook de Cultura UANL.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s