He emprendido una Quijotada: Ignacio Padilla


Como un discreto homenaje, La Libreta de Irma recupera esta entrevista que nuestro colaborador Huemanzin Rodríguez realizó a Ignacio Padilla, escritor, crítico, académico de la lengua y apasionado cervantista, en abril de este 2016.

La versión para televisión de esta pieza se trasmitió en el noticiero Noticias 22, de Canal 22.

Por Huemanzin Rodríguez 

Editorial Tusquets ha publicado el libro Cervantes y Compañía, del escritor Ignacio Padilla, quien a través de cinco ensayos invita a reflexionar sobre la obra de Miguel de Cervantes Saavedra y sus obras, de manera particular El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha.

El punto de partida de este libro sería, dice el escritor, la coincidencia de hace 20 años en la que, mientras trabajaba yo en Escocia sobre la obra de William Shakespeare, tuviera mi primera lectura adulta de la obra de Cervantes. Digamos, mi encantamiento después de una serie de fracasos como lector infantil, de un libro que no está hecho para niños que es el Quijote, finalmente llega a mí esa obra cuando estoy inmerso en la obra de Shakespeare.

De ahí en adelante, mi matrimonio tan apasionado como accidentado, particularmente con la obra de Cervantes, ha fructificado con distintas lecturas, revisiones y hasta perversiones de su obra presentes tanto en mi obra narrativa como en mi obra dramática, y muy claramente en mi obra ensayística y académica.

Padilla considera que se ha leído mal al Quijote, por influencia de la lectura de los románticos alemanes de finales del siglo XVIII, principios del XIX, donde se retrató a hidalgo como un viejecito utopista que se libera con su locura. Ese Quijote, dice Padilla tiene a su máxima culminación en el musical “El hombre de la Mancha”. Opina que ése no es el Quijote, todo lo contrario, es intolerante y anarquista.

 Está tan presente en la cultura popular, es un arquetipo tan riguroso y tan eficaz para una lectura deshumorada y pueril de la obra de Cervantes, que ha prosperado; y nos ha impedido leer al Quijote como un libro triste, como un libro sobre la amistad, un libro sobre la derrota, el Quijote como un perdedor y sin embargo grande en su derrota. Y esa ha sido mi campaña, afirma el también autor de Subterráneos (1990).

Este libro, con los cinco ensayos que lo constituyen tiene en su centro esa quijotada, ese afán mío y de bastantes otros más autorizados que yo, a que leamos al Quijote como lo que realmente puede ser, continúa el Académico de la Lengua. Luchar contra el arquetipo, invitar a que lo leamos como se leen los personajes de Shakespeare, con una hondura humana, con la posibilidad de ser buenos y malos a la vez, de ser tristes y alegres a la vez, como nosotros. 

Nacho Padilla

El libro comienza con un ensayo en donde el escritor confronta a William Shakespeare y Miguel de Cervantes Saavedra, una comparación a través de sus obras, sus temas, su vocabulario, sus personajes. Su impacto en el mundo.

Al respecto, el autor de Si hace Crack es Boom (2007), comenta que: Pienso en dos definiciones que Borges, gran lector de Cervantes y Shakespeare, dio. Lo describe con ese puntualísimo “Everything but nothing”. Ese agujero negro que todo lo absorbe pero que no reflecta luz. Y por otro lado, dice que en España se ha venerado demasiado a Cervantes y eso ha impedido su examen riguroso. Creo que ambas opiniones de un escritor y lector tan importante, habla claramente de las dificultades con las que nos enfrentamos al leer a Shakespeare hoy, y leer a Cervantes hoy. No digamos compararlos hoy. Se critica mucho la comparación, el propio Miguel de Cervantes objetaba el ejercicio de comparación, pero él mismo la ejercitaba. Las comparaciones son necesarias, algunas de ellas son iluminadoras y en el caso de Shakespeare y Cervantes es inevitable. 

Yo creo que es un reto necesario, de emprendimiento necesario que aprendamos a meternos con los clásicos, que sepamos humanizarlos. 

Para este ensayo en particular, continúa el autor de La catedral de los ahogados (1994), yo he tomado tres puntos de vista, tres perspectivas de comparación en las que, por lo general Shakespeare queda mejor parado. Estoy seguro que de entre las otras muchísimas aproximaciones Cervantes quedaría más afortunado que lo que es en estos casos.

Tres de los cinco ensayos que integran el libro fueron conferencias que Padilla dictó en sus participaciones en el Coloquio Cervantino, otro lo presentó en El Colegio Nacional, y uno más fue su discurso de ingreso a la Academia Mexicana de la Lengua.

 Este libro es en parte, una culminación de una serie de proyectos que en este año tan importante están viendo la luz, desde una biografía de Cervantes para niños, hasta la tercera parte de mi triología de ensayos cervantinos vinculados con el pensamiento religioso de Cervantes, pasando, naturalmente, por este libro que es Cervantes y Compañía.

Nacho 2

In Memoriam Ignacio Padilla. 1968-2016.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s