Hubo una vez un balón


Por Concha Moreno Desolada. Así me siento esta mañana de domingo. ¿Qué es el domingo sino el día de ver futbol, de recuperar la infancia? Hemos perdido con Japón en un partido de madrugada que me levanté a ver con mi mamá. Mi madre y yo tenemos un entusiasmo infantil por el futbol: mientras que…

Mary Jane, la novela de verano que me leyó


Por Concha Moreno Hay libros que se leen y otros que nos leen. Los segundos llenan un espacio especial en nuestra memoria; son los libros que nos dicen qué música queremos hacer, qué historias contaremos en un bar con los amigos, dónde recalaremos cuando llegue nuestra hora final. Exagero, pero poco: hay libros que leemos…

El Perro del Infierno es mi pastor


Por Concha Moreno Ahora todos topamos: topaste el último disco de…, ¿topaste con zutana?… Wei, ni te topo. Siguiendo con los topes, quiero contarles cómo topé con James Ellroy. Nuca mejor usado el verbo porque en realidad me topé con Ellroy por casualidad, fue en aquella maravilla de librería-botadero llamado El Rebusque, que estaba allá…

Janet Malcolm: saber no jugarle al héroe


Por Concha Moreno Ser periodista, con sus matices, no es fácil. Hay un montón de reglas no escritas sobre cómo hacer el trabajo, cómo hacer oficio. Para los que no fuimos a la escuela de periodismo es todavía más esotérico cuando los reporteros curtidos empiezan a hablar de “instinto”, “ángulo”, “enfoque”. Texto a tiempo mata…

Una tal Louise Erdrich


Por Concha Moreno Cuando Louise Erdrich nació, su sino fue leído: sería la niña que narra. En su nación, la tribu ojibwe, Erdrich es respetada como una voz que ha llevado las tradiciones, los personajes y los sufrimientos de los nativos americanos fuera de las reservaciones. Y es que en Estados Unidos (en el mundo,…

De cuando huir es la única respuesta racional


Por Concha Moreno Nunca he conocido a un cubano que me caiga mal. Son excelentes conversadores, casi tan buenos como los argentinos. También hay que decirlo: no les falta soberbia a los caribeños. Se consideran a sí mismos como los mejores educados de toda Latinoamérica. Dice el dato que en la Cuba de Fidel no…

Leonardo Padura, o un suspiro por mi propia ignorancia


Por Concha Moreno Estoy leyendo a Padura. No soy seguidora de sus novelas noir ubicadas en La Habana y no porque me parezcan malas o torpes o crueles: simplemente no las he leído. Miento: leí Adiós, Hemingway y la recuerdo vagamente. Buena. Creo. La verdad es que me dieron ganas de leer a Leonardo Padura…

Cuando mi papá me prestó sus libros de Luis Spota


Por Concha Moreno Escribo mucho sobre mi infancia, pero es que es un tema de sabrosa ciencia. ¿Cómo se forma una, cómo se vuelve lectora? Yo se lo debo a mis papás, en especial a mi padre, quien una vez me prestó sus libros de Luis Spota. Luis Spota es un escritor desestimado. Aunque Christopher…

Patria: una novela al que hay que hacerle justicia


Por Concha Moreno Foto de portada: Martín Rosenzveig No mentiré. Leer Patria, de Fernando Aramburu, me llevó más de dos semanas. Quisiera presumir de veloz lectora, pero no lo soy. Y no lo digo en desdoro de la monumental novela de Aramburu, sino todo lo contrario: no quería que se acabara nunca. Dolorosa, divertida, indignante,…